Objetivos de la dieta con fibras

Los objetivos que se proponen alcanzar con la implementación de una dieta con fibras que establece como prioritario el consumo de fibras, son básicamente cuatro:

  • Alcanzar un peso corporal equilibrado a través del conocido efecto mecánico de las fibras, que poseen un volumen capaz de triplicarse como consecuencia de ia absorción de agua, que permite disparar la señal de saciedad rápidamente, con lo cual el cerebro “sabe” que el estómago está ocupado y, en consecuencia, disminuye el apetito.
  • Aumentar la velocidad de flujo de los alimentos ingeridos, en especial durante el tramo intestinal, con lo que se evita que éstos permanezcan allí mucho tiempo, disminuyendo así la cesión de aportes calóricos de los alimentos al organismo.
  • Restablecer el equilibrio entre sustancias nutritivas y fibras, lo que permite la rápida normalización del ritmo de funcionamiento del sistema digestivo.

Mantener una presencia constante de celulosa en el organismo, que asegurará un nivel bajo de LDL, la fracción de colesterol responsable de la obstrucción de las arterías.Los parámetros generales de este programa de alimentación son los siguientes:

  1.  Añadir a la ración diaria de alimentos, que deberá ser rica en fibras, al menos de 7 gramos de fibras en estado puro, preferentemente en forma de salvado al natural. Esto equivale a nueve cucharadas soperas llenas de salvado en copos; también pueden usarse dichos copos finamente molidos, en cuyo caso el número de cucharas se reduce a 6.
  2. Tomar 1/3 de la cantidad de fibras sugerida antes de cada una de las comidas principales con abundante cantidad de agua.
  3. No usar ningún tipo de harina que no sea integral.
    No utilizar azúcar o miel (recurrir eventualmente a endulzantes hipocalóricos).
  4. La adición de salvado a los alimentos debe realizarse gradualmente: no comenzar con las 3 cucharas por comida, sino con una, tres veces al día y llegar, en dos semanas, a la dosis óptima de 9 diarias.
  5. Para evitar carencias vitamínicas, se aconseja incorporar suplementos dietarios.
    Importante: se debe beber un vaso grande de agua cinco minutos después de cada comida principal, y otro antes de acostarse. Las dietas propuestas por los investigadores de Houston son en realidad dos: una para la reducción de peso, y otra para el mantenimiento del peso obtenido. Los especialistas han elaborado una tabla con una serie de alimentos base, de origen vegetal, seleccionados según su contenido relativo de fibras y carbohidratos metabolizables.

Autor entrada: dietas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *